¿Cómo elegir una residencia? descargate la guía

Buscar una residencia implica estrés y desgaste en el familiar que lo realiza. La decisión de ingreso generalmente se desencadena en una situación de crisis, por alta de internación o por agotamiento del cuidador.
En general suele estar atravesada por prejuicios muy negativos.
Encontrar y elegir una residencia es un proceso que requiere tiempo y un elevado costo emocional. Por lo tanto, se deberán tener en cuenta los sentimientos y las dificultades con las cuales se enfrentarán para brindar una adecuada contención y orientación.
Te ofrecemos una guía para mejorar el proceso de selección de una residencia para tu familiar y minimizar el impacto negativo que puede traerte.
Nos gusta resaltar que una residencia no es encierro, implica elegir un espacio en donde se cuide y atienda a nuestro familiar, mejorando su calidad de vida, así como la de toda la familia.
Una residencia geriátrica es un lugar de vida, un lugar donde la calidad de vida aumenta para aquellos que requieren otros cuidados y atenciones.

Post Relacionados