Salud muscular y nutrición

La baja masa muscular y la desnutrición afectan la salud y el bienestar de muchas personas, especialmente de los adultos mayores. Por lo tanto, la detección precoz, a través de la evaluación de la composición corporal, permite realizar una intervención temprana esencial para contrarrestar, con intervenciones específicas, los efectos perjudiciales de esas condiciones.

Es importante destacar también que la baja masa muscular y la desnutrición se asocian con una función inmunológica deteriorada y son predictores de situaciones clínicas adversas (por ej., discapacidad física, caídas y fracturas, mayor duración de la estadía en el hospital).

Las intervenciones nutricionales son fundamentales para prevenir la pérdida de masa muscular y son más beneficiosas cuando son proactivas, se inician temprano y continúan durante la recuperación, preferiblemente como parte de intervenciones multimodales que también incluyen el ejercicio físico.

Entre los nutrientes críticos a tener en cuenta podemos mencionar las proteínas, los aminoácidos, la Vitamina D, los ácidos grasos omega 3, los polifenoles y algunos nutracéuticos como la creatina, la carnitina y la b-alanina.

Para ello, las recomendaciones nutricionales incluyen el consumo diario de variedad de frutas y verduras, carnes magras, lácteos descremados, pescados ricos en omega 3 (sardina, anchoa, atún, salmón, caballa), cereales integrales, y legumbres.

El paradigma del envejecimiento saludable debe centrarse en mantener una buena salud y la capacidad de desarrollar calidad de vida durante el mayor tiempo posible.

Contenido elaborado y avalado por la nutricionista de la residencia Lic. Carola Zelalia.

#residenciadelarce#adultosmayores#residenciapremiun#cuidamosaquienmasqueres#deteriorocognitivo#terceraedad#cuidado#pasión#residentes#alimentacion#cuidados

Post Relacionados